UD Salamanca × en la web de aficionados del UD Salamanca.
UD Salamanca
La red social de aficionados del
UD Salamanca

historia del ud salamanca

Antes de crear un nuevo artículo, accede al buscador y comprueba que no tenemos el artículo que intentas crear. Si no existe créalo y si ya existe puedes editarlo para añadir la información que no tenemos. ¡Gracias!

Denuncia

Por favor indica el motivo por el que quieres denunciar el artículo

Por favor, copia y pega el párrafo/s que estás denunciando para localizar el texto dentro del artículo. Gracias.

historia del ud salamanca

Enviar a un amigo

UD SalamancaLa Unión Deportiva Salamanca, S.A.D. (también conocida como la UDS o la Unión), fue fundada el 9 de febrero de 1923 bajo el nombre de Unión Deportiva Española. El fundador y primer presidente fue Federico Anaya, el alcalde de la ciudad en aquellos años.

Por órdenes de la Segunda República, el club se ve obligado a cambiar el nombre a Club Deportivo Salamanca, aunque duraría poco tiempo tal denominación, ya que el 15 de enero de 1932, con José Tejero Ruiz como presidente, el equipo pasa a llamarse finalmente Unión Deportiva Salamanca.

Durante sus primeros años, el equipo jugaba los Campeonatos Regionales, y es en el año 1936 cuando el equipo consigue ascender a Segunda división.

A mediados del siglo XX, las andaduras del club estaban marcadas por ascensos y descensos entre Tercera división y Segunda división. Fue en esta etapa, en la que el entrenador Soler consiguió dos Copas de España de Aficionados (57/58 y 58/59).

A finales de los 60, con Augusto Pimenta de Almeida como presidente, se decide vender la mayoría de los terrenos del antiguo estadio y construir uno más grande para las exigencias del equipo.

En 1972, aún en la categoría de bronce, es contratado José Luis García Traid como entrenador. Con él en el banquillo, el equipo logra dos ascensos consecutivos, de forma que en la temporada 73/74 y bajo la presidencia de José Luis Paniagua, el equipo jugaría por primera vez en su historia en Primera división.

Fue una época dorada para el equipo charro, durante siete temporadas el equipo consiguió permanecer en la élite del fútbol español y en algunas de esas campañas rozando competición europea. Otro éxito del conjunto charro fue la de conseguir acceder a semifinales de Copa del Rey en la temporada 76/77.

Después del descenso, sólo jugó en la temporada 81/82 en Segunda división, ya que el equipo volvió a ascender de la mano de Manuel Villanova Rebollar como técnico y de Francisco Ortiz de Urbina Díez como presidente.

La década de los 80 estuvo marcada por la caída del equipo, tras dos descensos consecutivos, a la categoría de bronce nacional, esta vez la Segunda B, que se empezó a disputar en el año 77, en la que estuvo tres años hasta lograr el ascenso.

Se repitió la historia a principios de la década de los 90, en la que se volvió a militar otros tres años en Segunda BFue la época en la que se empezó a tramitar la conversión del club a Sociedad Anónima Deportiva, que se concretó el 25 de junio de 1992, cuando el presidente Juan José Hidalgo Acera, hizo efectivo el pago de los 81 millones de pesetas que restaban para cubrir el capital. Desde entonces el club se denomina Unión Deportiva Salamanca, Sociedad Anónima Deportiva.

Juan Manuel Lillo fue el encargado de dirigir al equipo otra vez hasta la Primera división. Cogió al equipo en la categoría de bronce y consiguió dos ascensos consecutivos, el último, en un partido histórico en el que la UDS remontó un 0-2 en contra en el Helmántico contra el Albacete, para superar la eliminatoria en el Carlos Belmonte con un contundente 0-5.

No duró mucho el sueño. El equipo quedó último clasificado en su regreso a la élite, por lo que volvió a descender. Pero el equipo consiguió otro ascenso en la temporada siguiente, esta vez de la mano de Andoni Goikoetxea, trás vencer a domicilio en la última jornada con otro abultado resultado: 0-4 al Deportivo Alavés.

En el regreso del equipo a Primera se consiguió la permanencia. El equipo llegó a tener varios entrenadores, pero no se consiguieron buenos resultados hasta que el equipo estuvo matemáticamente descendido.

A punto se estuvo de lograr ascender en la campaña siguiente, la 99/00, pero el equipo desperdició una gran renta de puntos y acabó 4º clasificado, que no le daba el ansiado ascenso.

A principios del nuevo milenio, las andaduras del equipo fueron discretas actuaciones en Segunda, hasta que en la temporada 04/05 se produce un nuevo descenso del conjunto albinegro. Esta vez, el equipo sólo estaría un año en el pozo de la categoría del bronce, consiguiendo regresar a Segunda división de la mano de Javi López.la temporada siguiente de la mano de jose ignacio martinez el equipo quedo en septima posicion casi a las puertas del ascenso con un equipo nuevo.

HISTORIA MAS RECIENTE

AÑO 1998, PARTIDO PARA LA HISTORIA.

El Atlético se desangra en una hemorragia de goles


El Salamanca apabulla con fútbol a un equipo menor que desperdició los cuatro tantos de Vieri

 


SALAMANCA 5-ATLETICO DE MADRID 4

SALAMANCA
Stelea *, Lombardi 0, Corino *, Loren 0, Iturrino *, Rogerio ***, Popescu ***, César Brito **, Giovanella **, Martín Vellisca **, Silvani **

Cambios: Taira por Velisca (min.75) **, Pauleta por Silvani, en el min.86 s.c., Edu Alonso por César Brito (min.88) *

AT. MADRID
Molina *, Aguilera *, Santi 0, Andrei 0, Geli 0, Vizcaíno 0, Bejbl *, Caminero 0, Pantic 0, Kiko 0, Vieri 0

Cambios: José Mari por Vizcaíno (min.48) 0
Arbitro: Pérez Burrull *
Tarjeta amarilla: Loren, Andrei, Caminero, Bejbl, Pantic, Kiko y Vieri.
Goles: 0-1: Vieri, min.11. 1-1: Popescu, min.15. 2-1: Silvani, min.31. 2-2: Vieri, min.43. 3-2: Silvani, min.46. 4-2: Popescu, min.76. 4-3: Vieri (penalti), min.83. 4-4: Vieri, min.84. 5-4: Edu Alonso, min.89.
Incidencias: Estadio Helmántico. Tres cuartos de entrada. Unos 800 aficionados del Atlético.

RAFAEL JOSE ALVAREZ
Una muerte más lejos de casa. Un Atlético más tirado a la basura, esta vez con cuatro goles a favor metidos en un mismo apellido. Cada gol del Salamanca fue ayer una puñalada al corazón de un equipo que ya no juega al fútbol casi nunca.

La derrota del Atlético de Madrid es el resumen de su noche oscura, pese a los cuatro goles de Vieri, ayer un socorrista en medio de la nada. La victoria del Salamanca, tres puntos para escapar de la promoción, es el ejemplo de que el toque paciente y el juego raso hacen del fútbol algo fantástico.

El equipo de Antic se dejó ayer en el Helmántico un buen trozo de futuro, con la UEFA diciéndole adiós a marchas forzadas. Además, la caída reproduce las sacudidas internas, los follones de un club que empieza a parecerse peligrosamente a su pasado.

El partido de ayer tuvo el eco de los gritos de Birmingham. Allí el Atlético pasó miedo y se cansó, dos estados poco propicios para el fútbol. En Salamanca, cuatro días después, salió infectado de todo eso y se metió en un lío, un puro desconcierto. Incluso su primer gol fue algo raro, llegado como sin querer, en su primera aproximación al área rival.

Fue el final de un pase largo de Caminero, una asistencia de Kiko y un toque de Vieri. Pero el partido no estaba en eso. La cuestión la planteaba el Salamanca, con sus agobios clasificatorios y algunas ideas mejores.

Por ejemplo, la pelota. El equipo de Rojo manejó el balón y el tiempo. Fue el grupo de Giovanella, Popescu, Vellisca, Taira o Rogerio, gente de fútbol y regate. Al poco del gol de Vieri, Popescu empató con un disparo kilométrico, un equilibrio que dio al Salamanca más aire.

El Atlético, con ese tufillo conservador que despide la apuesta por Vizcaíno y Bejbl, desatendió a Caminero y Kiko. Sin ellos, la producción de sorpresas se reduce y el equipo sobrevive de la casualidad... o de Vieri.

REACCION.- El Salamanca arañó su primera ventaja a balón parado. Popescu lanzó una falta, Molina inventó una mano salvadora y Silvani aprovechó el rechace. Pero en otro jirón del partido, el Atlético empató, un pase típico de Pantic y un cabezazo picado de Vieri.

La segunda mitad desangró al Atlético. El Salamanca siguió por su camino de sutilezas y socializó su fútbol. El tercer y el cuarto gol vinieron tras sendas jugadas colectivas, acabadas por un remate de Silvani y otro de Popescu.

Con la vida en la cuneta, el Atlético de Vieri sacó la cabeza, más por ímpetu que por fútbol. El delantero italiano provocó y transformó el penalti del 4-3 y marcó, dos minutos después, el enésimo empate del día, un cabezazo encontrado en medio de una selva de jugadores que esperaban el saque de una falta.

En el borde, el partido se inclinó hacia Salamanca. Un pase tremendo de Taira lo amasó Edu Alonso en gol, el triunfo del fútbol frente al caos.


Página creada por Incondicionales

Artículos relacionados

Equipación Del Ud Salamanca

Es probable que este artículo contenga material de la Wikipedia este material se usa de acuerdo a los términos de la licencia libre de documentación GNU